Logia “Et Gloria in Perpetum” No. 7

RL Et Gloria in Perpetum
Contacto: etgloriainperpetum7@glcm.mx

Fue fundada en junio de 2013.

El nombre es una frase latina que significa “La Gloria es por siempre”, y evoca a Jesús es el Cristo como vía de crecimiento espiritual y es nuestro ejemplo a seguir, para conducirnos en el viaje de regreso a la luz primaria, Luz verdadera de la creación. Los actos de los masones rectificados son guiados e imitados del maestro perfecto, el maestro de maestros, él es el único ejemplo del Iniciado; que no claudica y no pierde la senda que ha dejado. Siempre nos muestra el camino y cómo llegar hasta el final, a través de sus enseñanzas:
La Fraternidad, con todos los Iniciados del orbe y con la humanidad.
Ausencia del deseo, buscando la plenitud interna no acompañada de los bienes materiales, los cuales pueden corromper al Iniciado.
La Caridad, auxiliando a nuestros hermanos.
La Felicidad en la tierra y la búsqueda de la Verdad para alejarnos de la sombra del error.

Su emblema

962_002La imagen muestra dos espadas a manera de columnas, las cuales no representan el sentido caballeresco guerrero, sino más bien la labor de nobleza en los ideales al buscar en el Cristo la dureza del acero y la firmeza de la espada. Alrededor de las espadas se entrelazan las ramas de acacia como emblema de resurrección e inmortalidad, dando con ello la alegoría del Cristo que mora en los corazones de todos los iniciados que aspiran a seguir el sendero incorruptible del camino a la Luz.

Al centro yace la cruz de San Andrés, emblema indiscutible del R.E.R. al ser el ejemplo del discípulo que muere defendiendo los ideales sublimes mostrados por el maestro al pupilo que sigue la senda de la humildad, la fraternidad, la ausencia de deseo y con el corazón ardiente en hacer que el mundo sea un lugar mejor gracias a las enseñanzas del maestro de maestros.

Esta logia se funda con la clara intención de recordar a todos los miembros de la Orden que el origen verdadero de la masonería se sustenta en la fe del Cristianismo, y que a pesar de que en México casi se ha olvidado esta práctica, el R.E.R. es vínculo indisoluble y primario entre la carrera iniciática y el cristianismo.

Esto se logra bajo la madurez del libre pensamiento y la sed de los hermanos en busca de la verdad. Todo ser humano tiene la capacidad de profesar cualquier religión, pero con respeto y armonía, características del cristianismo, el cual trabaja a la Gloria de Dios y en servicio de nuestra hermandad y la humanidad.